Una Chica con el sello Susuerte

Susuerte es una empresa que reconoce y premia el esfuerzo, la dedicación y la disciplina; la voluntad de aquellos que  -sean empleados o ciudadanos caldenses-, se esmeran por superarse y luchar por una meta, más allá de cualquier adversidad.

Cuánto sentido tiene la vida cuando se lucha por alcanzar metas o sueños, tal es el caso de 15 niñas de entre los 9 y 18 años del Municipio de Villamaría, que luchan día a día por cumplir el sueño de coronarse como campeonas internacionales de porrismo en el torneo que se llevará a cabo el próximo 16 de mayo en México.

Lograr estar allí no ha sido fácil, el camino ha sido largo y empedrado, pues fueron 4 largos años en los que tuvieron que trabajar ardua y disciplinadamente hasta lograr convertirse en campeonas nacionales en Santa Marta y de este modo lograr su cupo para el campeonato internacional que se jugará en México.

 

Juanita Arenas Castro, es una joven de 18 años de edad, residente en Villamaría: “Mi sueño ante el porrismo es ser Selección Colombia y participar en un mundial de Naciones”. El Porrismo empezó hace mucho tiempo como disciplina en USA, pero desde hace poco viene siendo considerado deporte y hasta ahora tiene Liga.  Su crecimiento y reconocimiento en el mundo viene en constante crecimiento.

La vida de Juanita en este momento es 100% porrismo, todos los días sale de su casa a las 7 de la mañana y llega a las 9 de la noche. Las Magic Cheers, se convirtieron en una familia que lucha en pro de un mismo sueño: “Uno todo se lo gana con esfuerzo y con dedicación. Es un deporte muy complicado que exige mucha disciplina, mucho amor ya que no cualquiera se para a seguir entrenando con los ojos morados o la boca reventada”.

Se trabaja todo un año para presentar una rutina de 2 minutos 30 segundos: “Eso es lo que ve el público, una presentación de dos treinta, ven algo bonito, algo sublime, pero no ven toda la preparación: los golpes, caídas, meses y horas que hay detrás de eso”.

Ahora se preparan para competir y representar a Colombia y Caldas en México, pero infortunadamente todas las chicas de Magic Cheers, tienen poca solvencia económica, así que conseguir los más de 40 millones -que es lo que vale el desplazamiento de todo el equipo- se ha convertido en toda una odisea, hoy están a menos de un mes del tan esperado viaje y están muy lejos de la meta presupuestal.

Doña Gladys Castro Rodríguez es la mamá de Juanita y el apoyo incondicional para su hija, ella dice que es muy gratificante ver a las niñas, con ese amor, con esa constancia, que quieren tocar puertas para salir adelante, que todo el tiempo están dedicadas a este sueño. El porrismo no cuenta con mucho apoyo pese a que este deporte requiere del mismo esfuerzo y dedicación que cualquier otro: “Me da mucho pesar ver a mi hija que no tenga ni para el uniforme”.

Con venta de algos y otras actividades como viejotecas han ayudado a  sumar, pero no ha sido suficiente para recoger más de 40 millones de pesos. También decidieron tocar puertas en las empresas, pero hasta ahora les han cerrado casi todas: “Es difícil escuchar o leer un NO por respuesta, porque siempre guardamos la ilusión de que una empresa pueda tener el orgullo de decir cogimos este equipo de muy escasos recursos y lo sacamos adelante”.

Pero todo esfuerzo tiene su recompensa; un día Susuerte se enteró de esa lucha y de ese deseo de Juanita por salir adelante, decidió visitarla, conocer un poco más de ella y darle la noticia de que la empresa quería premiar ese espíritu luchador, apoyándola con el dinero que ella necesitaba para viajar a México a representar nuestro país.

Esperamos que el resto de sus compañeras y todo el equipo Magic Cheers puedan cumplir su sueño y representar bien el nombre de Colombia en México.